Jerga Argot Calo Gitanismos

Imagine preview
(7/10 din 1 vot)

Acest curs prezinta Jerga Argot Calo Gitanismos.
Mai jos poate fi vizualizat un extras din document (aprox. 2 pagini).

Arhiva contine 1 fisier doc de 5 pagini .

Iti recomandam sa te uiti bine pe extras si pe imaginile oferite iar daca este ceea ce-ti trebuie pentru documentarea ta, il poti descarca.

Fratele cel mare te iubeste, acest download este gratuit. Yupyy!

Domeniu: Spaniola

Extras din document

La Real Academia Española recoge en su Diccionario unas cuantas voces jergales: las de germanía. La germanía era una lengua secreta que usaban para entenderse entre sí los ladrones, pícaros y rufianes españoles de los siglos XVI y XVII. El término germanía alternó con los de jácara, jacarandina, jacarandaina, jacarandana, y hacia finales del siglo XVIII se simultaneó también, aunque impropiamente, con caló – que es el lenguaje de los gitanos españoles – debido a la gran influencia que a partir de entonces ejerció dicho lenguaje sobre el habla de los delincuentes españoles.

No obstante, debido a la confusión de significados que se produce al designar con el mismo término el lenguaje de los gitanos y el de los maleantes, muchos autores han preferido llamar a este último germanía moderna, caló jergal, caló delincuente, argot, jerga de la delincuencia, etc.

En la literatura de los siglos XVI y XVII (Lazarillo, Cervantes, Quevedo, etc.) aparece como equivalente de germanía la palabra jerigonza, que significa también „lenguaje de mal gusto, complicado y difícil de entender”. A partir del siglo XVIII (Diccionario de Autoridades), encontramos como sinónimo de esta voz la palabra jerga, de significado un tanto impreciso. Algunos autores la utilizan tan sólo para designar el habla de los delincuentes, mientras que otros son partidarios de emplear el término argot para este lenguaje, y jerga para las hablas de grupos profesionales y sociales.

ARGOT= 1. Jerga, jerigonza.

2. Lenguaje especial entre personas de un mismo oficio o actividad.

El argot es el lenguaje específico utilizado por un grupo de personas que comparten unas características comunes por su categoría social, profesión, procedencia, o aficiones.

La voz francesa argot, que en un principio significaba – al igual que en España la voz germanía – „cofradía de ladrones”, pasó pronto a designar su lenguaje. En cuanto a su acepción común, - „habla de los delincuentes” -, argot y jerga son totalmente sinónimos. Sin embargo, entre las posibles denominaciones de este lenguaje, parece preferible emplear el término argot, por varias razones. En primer lugar, la palabra jerga tiene un matiz un tanto peyorativo (tal vez por asimilarse inconscientemente al otro significado de su sinónimo jerigonza, es decir, lenguaje complicado, que no se entiende). Por otra parte, el uso de la palabra argot está ampliamente difundido, mucho más aceptado que jerga, y su significado es comprendido con mayor rapidez por un público más extenso. Debe tenerse en cuenta, por último, que es voz de uso internacional, utilizada por hispanohablantes americanos y conocida también en otros idiomas.

El argot recoge las expresiones que se corresponden a las actitudes y sistema de valores del grupo que lo crea y, por consiguiente, éste se convierte así en un importante elemento aglutinador de los individuos en el grupo, a la vez que divisa o bandera que distingue a ese grupo de otros. Para que una frase o expresión pasen al argot es preciso que la acepten todos los integrantes del grupo o, al menos, sus miembros de mayor influencia y liderazgo.

El argot es un fenómeno lingüístico internacional, que traspasa las fronteras, y cuyos términos son frecuentes tanto en el español peninsular, como en las demás zonas hispanohablantes. Las creaciones del argot pueden tener una acepción amplia en la sociedad del momento. A partir de ahí, algunos términos se desgastarán rápidamente, y desaparecerán, mientras que otros se incorporarán a la lengua bien con el significado original, bien aportando uno nuevo (en España – melopea = borrachera; en América – pelado = persona pobre y sin linaje, fregar = molestar, chamba = trabajo, etc.)

En las últimas décadas, con el turismo masivo, los medios de comunicación y el cine, el argot ha traspasado las barreras lingüísticas. Expresiones propias del lenguaje de la delincuencia, difundidas por las novelas, películas y series de televisión, están hoy en boca de todos (ej. cinco de los grandes – puede significar cinco mil dólares o euros, dependiendo del contexto)

La evolución de una determinada expresión del argot depende en gran medida de los cambios sociales que se produzcan. En el argot juvenil de la década de los ’60, gris era sinónimo de policía. Hoy, sin embargo, ha caído en desuso. Aquella policía ya no existe, ni siquiera es igual el color del uniforme. Lo mismo sucede en Puerto Rico, Panamá, México y Cuba con fotingo, un determinado automóvil de marca Ford, considerado barato y de mala calidad. Salieron otras marcas al mercado, y la voz fotingo se extinguió. En Perú, no obstante, continúa vigente.

A modo de conclusión, sería conveniente hacer algunas matizaciones en cuanto a los términos germanía, jerga y argot.

La germanía es el argot de grupos que no están socialmente integrados.

La jerga puede referirse al lenguaje utilizado por los grupos profesionales, que además suelen crear tanto jergas como argots (policías, médicos, informáticos, deportistas, toreros, periodistas, etc.), y también al lenguaje propio de colectivos marginales (delincuentes, traficantes, reclusos, mendigos etc.) En este último caso, las jergas se convierten en una especie de lenguaje cifrado para evitar que los mensajes sean entendidos por individuos ajenos al grupo, manteniendo en secreto actividades ilegales o delictivas.

En cambio, las minorías sociales diferenciadas (soldados, jóvenes, prostitutas, drogodependientes, gitanos, miembros de sectas o sociedades secretas, etc) tienden a producir argots principalmente.

Fisiere in arhiva (1):

  • Jerga Argot Calo Gitanismos.doc